Izquierda, Siglo XXI

por Antonio Pozzi

Es mi humilde opinión que la Izquierda se ha acomodado a los intereses y avances de las sociedades mundiales del siglo XXI. Las sociedades mundiales se han acomodado un poco más a la derecha, por lo tanto la Izquierda también. No digo que la Izquierda sea hoy de Derecha pasándose por progres, pero si se ha liberalizado bastante, y como todos los liberales pueden eventualmente terminar siendo capitalistas de derecha, como L’Holland, Chávez, Lula y sus socialismos siglo XXI, que los tres se han dedicado a robar como si no hubiera un mañana y a pactar con las clases dominantes ignorando una vez más los intereses de los trabajadores. También se ha deteriorado bastante, la Izquierda ha perdido la importancia que solía tener y el apoyo de las personas. La Izquierda ha dejado de ser la oposición más combativa y fuerte. Hoy han dejado paso a la abyecta derecha capitalista, en parte porque se han aliado con ellos, como el PC argentino y el FIT (aunque no lo admita) con los K. Pero además si a gente como Cristina y Sanders se los consideran de «Izquierda», si incluso a Hillary, a su esposo Bill y a Obama se los considera de «Izquierda», qué cuernos resta. El deterioro es importante.

Como decía, la Izquierda se ha tenido que ajustar a los intereses y avance de las sociedades del hoy, porque la gente evidentemente ha cambiado. Dudo que haya otra Revolución proletaria como hace 40 años. Supongo porque este es un pueblo cansado y los radicales (me refiero al termino real de la palabra y no a los «Radicales» argentinos, que realmente son peronistas frustrados) se van extinguiendo, y suponen que la Democracia es el mejor de los sistemas posibles, cuando realmente la Democracia es el sistema más perfecto de los sistemas imperfectos. No es que sea anti-democracia, pero si espero que en las Democracias actuales el poder sea del pueblo y no solo de un déspota corrupto y sus ministros, burócratas sanguinarios. Bueno, obviamente no espero otra Revolución Rusa, pero si espero que haya un poco más de conciencia. No en las personas, porque como los demás, ni yo votaría la Izquierda hoy en día, pero espero más conciencia y lucha por parte de la mismísima Izquierda. Por eso digo que se ha liberalizado o suavizado bastante. La Izquierda es un una facción política radical que apunta a severos cambios en los aspectos sociales y económicos, pero hoy no es así, hoy no apunta a absolutamente nada, y no lucha por nada, excepto por el enriquecimiento, si es que logran ganar el poder. La Izquierda tiene que una vez más ser la fuerza de oposición más importante y fuerte de la Derecha, en vez de callar y alinearse con ella. Además tienen que proponer y explayar ideas claras y progresistas y que luego las lleven a cabo, en vez de ser mentiras demagogas para tomar el poder.

Pero además, cómo puede ser que roben de tal manera, cómo puede ser que sea tan corrupta la Izquierda siglo XXI en el poder, es impresionante como gobiernos «populares» hayan robado tanto, como el de Lula, y ya que estamos, el de Cristina Fernández, que si bien yo no la considero de Izquierda ni mucho más, pero medio mundo la considera zurda y el suyo fue un gobierno «populista» (no popular) y la cantidad de dinero que ha robado ella, su maridito, sus hijos, más todos los zánganos que la apoyan, no tiene precedentes. Bueno, también han reprimido como si no hubiera un mañana para ser gobiernos defensores de los derechos de los trabajadores, y lo peor, es que no han cambiado absolutamente nada. Sus administraciones no difieren en nada con las de los capitalistas. No trajeron ningún tipo de reivindicación o cambio social, sino que siguieron haciendo lo que había dejado la Derecha. En todos, o por lo menos casi todos los gobiernos «izquierdistas» siguió habiendo opresión, robo, injusticia, represión y pobreza.

Evidentemente la ambición por el poder no tiene precedentes, y no hay voluntad de querer mejorar las vidas de los trabajadores que son mal pagados, oprimidos y reprimidos, y que se encuentran sometidos o a las burocracias más impiadosas y caníbales o las burocracias más ineficientes y corruptas.

¿La Izquierda se «aggiornado» (diría un tarado de Clarín)? ¿O más bien en vez de ajustarse a los nuevos intereses de las sociedades modernas se ha ajustado cada vez más a los intereses de las clases dominantes? Probablemente sea así, y probablemente no sea así, y quizás el Sergio, amigo trotskista de mi viejo, salte a contradecirme, pero honestamente me inclino más a que la Izquierda ya cada vez es menos Izquierda, la Derecha sigue ganando porque los zurdos no presentan un buen esquema político, y si ganan o no saben cómo llevarlo a cabo o directamente no lo llevan a ningún lado. La Izquierda tiene que ser la protagonista principal en estos tiempos mediocres y llevar a los pueblos del mundo hacía un rojo amanecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *