En el día del padre

Por Antonio Pozzi

La alabanza de los años,
que pasan indiscutidos,
la nostalgia del tiempo pasado,
de luchas guerrilleras, marchas
obreras en Nueva York,
soldados de plomo,
Salgari, Bomba, Tom Sawyer,
las historias de ese abuelo que
nunca conocí,
pero tuyo y mío y de todos
aún,
y los cabellos indómitos
que blanquean porque así
lo han decidido los años,
esa figura envuelta en
recuerdos y presencias,
papá, un día más,
que vos sos yo, y ella, y él,
y ellas, y ellos, nosotros, todos,
las memorias indiscutidas,
de esas indómitas,
de esas que no se pierden
ni se olvidan.
A mí papá, de todos,
Los de ayer y hoy.

Instrucciones para un Dos de Abril

por Antonio Pozzi

Fue una pantomima. Apenas palabras que nos dirigieron hacia dos pedazos de barro y humedad. Los pedazos de barro y humedad mas cercanos y lejanos a la vez. Canta Espronceda que los reyes matan por un palmo más de tierra. Y nuestros reyes de uniforme tomaron en su mano las vidas de miles de jóvenes. Las pusieron en las palmas de sus manos, y apretaron. Apretaron, pero sostuvieron con ligereza a la vez. De a poco, el puño se fue abriendo, y las vidas efímeras de personas que peleaban una guerra que no era la suya, o la de ellos, o la nuestra, fueron cayendo en el vacío, en donde la luz no se atreve a entrar, por miedo a que ella se vea vacía también.

Continúa leyendo Instrucciones para un Dos de Abril

El Talón de Hierro

por Antonio Pozzi

Creo que es más que evidente que no iba a haber una gran diferencia si ganaba Hillary en vez de Trump, el Talón de Hierro, tan bien denominado por Jack London, nos seguirá aplastando, pues en las Plutocracias no hay varias facciones políticas, sino una que representa los intereses y beneficios de la oligarquía. En el caso de E.U.A., republicanos y demócratas representan a un mismo sector social, y ese es el de la burguesía y los grandes empresarios. Si bien uno es más «progre» que el otro, ambos defienden posturas políticas imperialistas y neoliberales, por eso, en mi humilde opinión, creo que el partido Republicano y el partido Demócrata son exactamente lo mismo. No hace falta ser un sociólogo o un historiador de primera para darse cuenta de esto, hay que tener un poco de seso y percepción de lo que está pasando (características que los estadounidenses no tienen).

Continúa leyendo El Talón de Hierro

Izquierda, Siglo XXI

por Antonio Pozzi

Es mi humilde opinión que la Izquierda se ha acomodado a los intereses y avances de las sociedades mundiales del siglo XXI. Las sociedades mundiales se han acomodado un poco más a la derecha, por lo tanto la Izquierda también. No digo que la Izquierda sea hoy de Derecha pasándose por progres, pero si se ha liberalizado bastante, y como todos los liberales pueden eventualmente terminar siendo capitalistas de derecha, como L’Holland, Chávez, Lula y sus socialismos siglo XXI, que los tres se han dedicado a robar como si no hubiera un mañana y a pactar con las clases dominantes ignorando una vez más los intereses de los trabajadores. También se ha deteriorado bastante, la Izquierda ha perdido la importancia que solía tener y el apoyo de las personas. La Izquierda ha dejado de ser la oposición más combativa y fuerte. Hoy han dejado paso a la abyecta derecha capitalista, en parte porque se han aliado con ellos, como el PC argentino y el FIT (aunque no lo admita) con los K. Pero además si a gente como Cristina y Sanders se los consideran de «Izquierda», si incluso a Hillary, a su esposo Bill y a Obama se los considera de «Izquierda», qué cuernos resta. El deterioro es importante.

Continúa leyendo Izquierda, Siglo XXI

No soy trotskista

por Antonio Pozzi

Hará unos días, «La Izquierda Diario» le pidió a mi papá que hablara sobre Trotski. A diferencia de los densos del diario digital, mi papa escribió un simpático articulito sobre sus hijos (mi hermana y yo) y el trotskismo. Entre las varias veces que mi papá se dedicó a quemarme diciendo que me saqué un dos en física, realizó algún que otro intento de criticar a Trotski, pero muy por lo bajo, así los troskos no se enojaban demasiado. Ahora, lo que se dice troskos, no son, dado que Trotski fue el radical de la Revolución Rusa (según John Reed, Lenin era la mente, Trotski la acción) y un tipo de ideas muy definidas, y que en parte estaba dispuesto a llevarlas a cabo. Mis amigos del FIT son unos blandengues y no tienen una sola idea clara, o por lo menos buena, en la cabeza. O sea, de trosksos, poco. Pero no importa, en el célebre artículo de mi viejo (Shakespeare un poroto), aparecían unas fotos de mi hermana y yo en la casa de Trotski en México, con el puño izquierdo en alto. Esto indujo a pensar que un servidor es troskista (excluyo a mi hermana del asunto pues ella está interesada más en la próxima fiesta de una amiga suya, o sea el «looser» del dúo dinámico soy yo). No lo soy, ni pienso serlo. Trotski y su idea de la izquierda no me parece la mejor, pero tampoco la peor. Me parece genial que le haya hecho la oposición desde afuera a la burocracia estalinista, pero hechos como Kronstadt y el hecho de que fuera un «poco» militarista no se perdonan. Como dice mi viejo, se puede compartir ciertas actitudes del señor, como el sacrificio, la voluntad para hacer de este un mundo más justo e igual, pero no comparto todos sus ideales.

Continúa leyendo No soy trotskista

La Revolución Rusa y la literatura soviética

por Antonio Pozzi

Hace poco tiempo que se me ha dado por leer a los escritores rusos de principio del siglo XX, Alexey Tolstoi, Arkadi Gaidar, Máximo Gorki, Alexandr Fadeiev, Dimitri Sholokhov, Nikolai Ostrovski, entre otros. No sé por qué, pero se me ha dado por leer a los Maestros soviéticos, quizá porque me gustaría leer la opinión de comunistas que realmente vivieron la Revolución del año ‘5, la de Febrero del ’17 y la de Octubre del ’17 (luego del fracaso del gobierno provisional del menchevique Alexandr Kerenski y la toma del poder de los bolcheviques), en vez de leer la historia según la ven historiadores y profesores macartistas que tienen una vista muy deteriorada de la Revolución y de la Unión Soviética, en parte construida a partir de la manipulación política de periódicos capitalistas, películas anticomunistas y políticos como el «Gran» Joe McCarthy. Y bueno, Josef Stalin hizo lo suyo, pero de todas maneras, y por razón desconocida, en Rusia fue muy querido o por lo menos respetado, a pesar de ser él un dictador y un asesino.

Continúa leyendo La Revolución Rusa y la literatura soviética

La humanidad de los humanos en duda

por Antonio Pozzi

Somos una especie interesante. Los humanos sí que tenemos costumbres relativamente raras. Como asesinar a nuestros pares. Somos la única especie de seres vivos que se mata entre ellos. Los animales no lo hacen y las plantas menos. Obviamente tenemos motivos para asesinarnos entre nosotros. Por placer, los sádicos son gente interesante. Porque no tienen nuestro mismo color de piel o porque no creen lo mismo que nosotros, el genocidio nos encanta. O no que somos versátiles. Obviamente rara vez el hombre mata a otro hombre por voluntad propia. El hombre es bastante ingenuo y en ocasiones estúpido, por lo que se deja incentivar, se deja ser engañado. Si algún tipo con dos dedos de frente aparece y en palabras bonitas convence a un humano de que ese negro es malo por el simple hecho de ser negro y por lo tanto debe morir, el humano absolutamente convencido lo asesina por ser negro. Hay montones de grandes Instituciones y personas poderosas que nos han enfrentado entre hermanos. Como la Iglesia o personas como dictadores, reyes, emperadores, presidentes. Y estas personas son lo suficientemente inteligentes como para manipular a los que ellos consideran inferiores. Es por eso que en ningún lado la educación es buena. Los poderosos necesitan que su población sea lo bastante estúpida como para matar a sus iguales ya sea porque son negros, judíos, gentiles, comunistas, pobres, mulatos, asiáticos, homosexuales, musulmanes, etcétera.

Continúa leyendo La humanidad de los humanos en duda

Feminismo, el «girl power», el progreso de la mujer en la sociedad

por Antonio Pozzi

Es un gran problema tener una hermana feminista que te lleve la contraria en todas las discusiones sobre absolutamente cualquier cosa, y encima te diga «machista de porquería». Son las malas enseñanzas de la madre, seguro, otra feminista, pero más discreta. Y lo peor de todo es que la nena tiene 11 años, y es como una pequeña Mussolini. Como toda feminista. Toda mujer, feminista o no, tiene en su interior una actitud autoritaria y manipuladora. Es un comentario machista, obvio, pero no deja de ser verdad. Y si no pregúntenle a todos los esposos pollerudos habidos y por haber que se dejan manipular por sus respectivas esposas. Seguimos con el machismo, pero también con la verdad que a veces puede ser tan amarga como la hiel. Ahora, no se pueden quejar las mujeres. Su avance en la sociedad es impresionante. Tanto es así que hoy vivimos en un mundo regido por mujeres. Son el sexo fuerte, nadie lo niega. Y lo peor es que son ambiciosas. Lo que quieren lo agarran.

Continúa leyendo Feminismo, el «girl power», el progreso de la mujer en la sociedad